Categoría: Sin categoría

Los beneficios del consumo de lácteos en los niños…

En días pasados celebramos el día mundial de la leche.  Sin embargo, en Panamá según la Encuesta de Situación Alimentaria del año 2011, aproximadamente el 60 % de los panameños consumen lácteos diariamente. Es decir, un número de niños y adultos no está recibiendo los múltiples beneficios de los lácteos. 

Durante los primeros 6 meses de vida la leche constituye el único alimento capaz de satisfacer los requerimientos nutricionales del lactante y en el segundo semestre es la principal fuente de nutrientes acompañada de una alimentación complementaria adecuada.  El niño pequeño recibe su alimentación láctea por medio de la lactancia materna, las leches infantiles, o de la leche de vaca por encima del año de edad.   

Los lácteos (la leche y sus derivados) tienen un rico contenido de nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo y crecimiento de los niños; en especial: proteínas, calcio, fósforo, y vitaminas A, D y del complejo B. Su consumo garantiza una dieta de  mejor calidad. Por este motivo, se recomienda su consumo para garantizar la salud de los niños y de estos en la vida adulta.

La leche aporta una cantidad importante de proteínas, de alto valor biológico, que proporcionan los aminoácidos necesarios para cubrir los requerimientos humanos.  Su contenido en caseína favorece la absorción intestinal de calcio. Así como también la presencia de fragmentos de proteínas que pueden ejercer funciones especiales, en el tracto gastrointestinal, inmunomoduladoras, antimicrobianas, antihipertensivas y antitrombóticas.

El principal hidrato de carbono de la leche es la lactosa, con un efecto beneficioso en la absorción de calcio. También es rica en minerales. Su principal interés radica en su contenido en calcio, no sólo por la cantidad, sino porque su absorción es mucho mejor.  Uno de los nutrientes básicos y más importantes para el crecimiento de los niños es el calcio, ya que éste junto con la vitamina D son los responsables de la formación y fortalecimiento de los huesos del cuerpo. Estudios científicos han asociado el consumo diario de leche con una mayor masa y densidad ósea, tanto en la niñez como en la edad adulta.  Esto es un factor indispensable para que sus hijos logren una vida sana y activa desde la niñez hasta la vejez, además de prevenir enfermedades como el raquitismo y la osteoporosis.

En cuanto a su contenido de grasa, el mismo no afecta la cantidad de calcio, de lactosa ni de otros nutrientes, lo que significa que se puede elegir ya sea leche entera, semi-descremada o descremada.

Por sus características, se recomienda una ingesta diaria de lácteos de 2-3 raciones para los niños en edad preescolar y escolar. Una ración de leche constituye una cantidad de 200- 250 mL (una taza), mientras que una ración de yogur supone 125 g y una de queso 40 g.  

El Instituto de Medicina de Estados Unidos recomienda que los niños cumplan con su requerimiento diario de calcio a través del consumo de leche y sus derivados (quesos y yogurt), ya que ha sido ampliamente comprobado a través de estudios científicos que el calcio de origen lácteo tiene una mayor “biodisponibilidad” en comparación con el calcio de origen vegetal y de suplementos de calcio.

Un poco acerca de las “Leches Vegetales”

El consumo de “leches vegetales” ha aumentado en los niños pequeños por variadas razones. Se obtienen de las almendras, avellanas, soya, avena, coco y arroz, entre otros productos. Sin embargo, lo cierto es que estas bebidas ayudan a reducir el consumo de lácteos de origen animal. Frente a este panorama, los especialistas en nutrición coinciden en advertir que las leches vegetales no entregan el aporte de calcio y vitaminas que sí entrega la de vaca. Se trata de nutrientes que son muy necesarios para que los niños crezcan y se desarrollen de manera saludable. Por eso, para los pediatras es importante que los padres sepan que la leche de vaca es irreemplazable en los niños, sobre todo antes de los dos años.  Otro dato importantes es que no son leche porque no cumple con la definición del reglamento sanitario en la cual deben contener proteína animal, por lo tanto se les puede llamar bebidas lácteas.

La leche tiene aminoácidos que son esenciales para el ser humano, porque el cuerpo no los produce, las leches vegetales no tienen las proporciones adecuadas de estos nutrientes, por lo que deberían ser suplementados, ya que el déficit de estos nutrientes podría dar problemas de crecimiento, retraso psicomotor y déficit de algunas vitaminas importantes para el desarrollo del sistema nervioso.

Para finalizar si desea que sus niños crezcan sanos y fuertes, una alimentación balanceada y realizar actividad física regular son sus mejores aliados.

Si tiene dudas o considera que su hijo no consume la cantidad de lácteos necesarios pida ayuda a su médico ya que podría no estar obteniendo los múltiples beneficios que otorgan los lácteos en especial en etapas tempranas de la vida.

¿Consume mi hijo mucha azúcar? Descúbrelo…

El elevado consumo de azúcares en la infancia contribuye a la actual epidemia de obesidad infantil y aumenta el desarrollo de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular en la vida adulta, tales como la hipertensión arterial y la diabetes.  Se estima que el consumo de azúcares en niños entre los 2 – 19 años de edad es de 80 gramos al día, con ingestas mayores en varones que en niñas y que la misma aumenta en relación a la edad.  Dentro de las principales fuentes de azúcares consumidas por los niños se encuentran las bebidas gaseosas, jugos azucarados, bebidas deportivas, dulces y galletas. 

En su más reciente informe sobre azúcares y salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó limitar el consumo de azúcares libres ó añadidas a < 10% de la energía consumida en el día y que la reducción a <5% tendría beneficios adicionales en la prevención de la obesidad y las patologías relacionadas.  Esta recomendación ha sido respaldada por la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la American Heart Association (AHA), que en su última publicación de la Revista Circulation establece que:

  • Los niños entre los 2 y 18 años deben ingerir diariamente menos de seis cucharaditas de azúcar añadida al día, lo que equivale a 25 gramos y 100 calorías, en alimentos líquidos ó sólidos. (Nivel de Evidencia C)
  • La ingesta de bebidas azucaradas debe limitarse en niños y adolescentes a 150 ml a la semana.  (Nivel de Evidencia A)
  • Los niños menores de 2 años no deben consumir alimentos o bebidas con azúcares. (Nivel de Evidencia C)

Estableciendo que existe una clara asociación entre la ingesta de azúcares añadidos y el consumo elevado de calorías, mayor adiposidad principalmente central y dislipidemia en niños y adolescentes.

En base a la clara evidencia científica, es de importancia educar a todos los padres de familia acerca de esta información y así contribuir a combatir la existente epidemia de obesidad infantil en nuestro país y el mundo. 

Bibliografía

Basulto J, Ojuelos FJ, Baladia E, Manera M. Azúcares en alimentos infantiles. La normativa española y europea, ¿a quién protege? Rev Pediatr Aten Primaria. 2016;18:e47-e53.

Vos M, Kaar J, Welsh J, Van Horn L, et al.  Added Sugars and Cardiovascular Disease Risk in Children.  Circulation. 2016;134:00.

Boulton J, Hashem K, Jenner K, et al.  How much sugar is hidden in drinks marketed to children? BMJ Open 2016:6.

Los beneficios de las diferentes verduras para los niños

A todas las mamás nos encanta saber que le estamos dando a nuestros hijos y que nos hace falta para mejorar su alimentación. Les comparto algunas verduras y sus beneficios.  Las verduras son alimentos saludables que ayudan al desarrollo de los niños, además su contenido calórico es tan bajo, que se convierten, junto a la fruta, en la comida perfecta para los niños que tengan menor riesgo de enfermedades crónicas como la obesidad.

Lechuga: Alimento rico en fibra y con una gran cantidad de vitaminas como la A, C, B. Se trata también de una verdura que aparece acompañando a las carnes y a los pescados.

Coliflor: es un alimento con alto contenido de agua y es rico en potasio y calcio.

Guisantes: Favorece la reducción de colesterol, alivia el estreñimiento y son muy recomendables para la salud de nuestros ojos y de nuestra piel.

Brócoli: Es una verdura muy rica en calcio y perfecta para aquellos niños que tienen intolerancias o son alérgicos a la leche de vaca.

Calabacín: Por su contenido en fósforo, ayuda a mantener nuestro cerebro sano y, también a fortalecer el cerebro. No hay que olvidar también que elimina las toxinas de la piel y combate el acné.

Calabaza:  Es una de las preferidas por los niños, por su sabor dulce. Contiene mucha agua (el 90% de su composición), lo que le hace un alimento muy importante para mantenernos hidratados, y es buena para proteger el corazón y los ojos.

Tomate: El tomate en un alimento con propiedades antioxidantes y lleno de vitaminas (A y C) y minerales. Protege a nuestros ojos de futuros problemas como la ceguera nocturna.

Conozca 10 problemas de salud en los niños por exceso de azúcar

Siempre se ha dicho que el exceso de azúcar en la dieta infantil puede llevar consigo problemas que afectan al metabolismo, el corazón, los dientes e incluso en el rendimiento escolar del niño. Pero cuales son exactamente:

1. Aumento del colesterol y los triglicéridos.

2. Obesidad, ya que incrementa el aporte calórico. La obesidad a su vez conlleva muchos otros trastornos, como los problemas de corazón.

3. Puede ocasionar diabetes y todas las complicaciones asociadas a esta enfermedad.

4. No tiene ningún valor nutricional ya que carece de vitaminas y minerales lo que favorece una dieta poco saludable quitando el hambre y reduciendo la ingesta de otros alimentos.

5. Acumulación de grasa a nivel del hígado 6. Puede provocar daño pancreático.

7. Favorece la aparición de caries dentales. El consumo excesivo de azúcar es una de las principales causas de caries en niños cada vez más pequeños.

8. Hiperactividad

9. Falta de concentración

10.  Ansiedad y adicción

Recomendaciones dietéticas para los pacientes con COVID 19 con sintomas leves en su domicilio

Cada vez hay más personas en casa con COVID19 y definitivamente la alimentación juega un rol importante en la recuperación y prevención de complicaciones. Hace un par de meses la Academia Española de Nutrición y Dietética publicó unas recomendaciones para los pacientes que se encuentran en casa con esta enfermedad basadas en 7 recomendaciones claves en la alimentación.

En cuanto a la elección de alimentos y bebidas, una alimentación saludable habitual es la recomendación para toda la población, y también para personas afectadas de COVID-19 con sintomatología leve y/o asintomáticas.

Primera Recomendación:  Mantener una buena hidratación

La hidratación es uno de los pilares básicos de la alimentación saludable en toda la población, principalmente en la población de mayor edad. También un aspecto a cuidar en la población con sintomatología leve de COVID y que permanecen en el domicilio, especialmente en estados febriles o con síntomas de tos. La recomendación de ingesta de líquidos es primordial y se debe garantizar el consumo de agua a demanda y  garantizando al menos 1,8 litros de líquido al día, prefiriendo siempre el agua como fuente de hidratación.

Segunda Recomendación:  Tomar al menos 5 raciones entre frutas y vegetales al día.

Este es un objetivo a cumplir en toda la población, y por supuesto también para personas con COVID-19 con síntomass leves. En el caso de existir molestias en la garganta, fiebre o falta de apetito, es importante realizar preparaciones culinarias que contribuyan a una fácil deglución para favorecer el consumo como en forma de puré o cremas enriquecidas con aceite de oliva o presentar la fruta pelada y picada en trozos.

Tercera Recomendación.  Elegir el consumo de productos integrales y legumbres.

Se recomienda elegir cereales o hidratos de carbono integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral), y legumbres guisadas (lentejas, frijoles, arvejas), tratando de cocinar estos alimentos con verduras o vegetales.

Cuarta Recomendación.  Elegir productos lácteos (leche y leches fermentadas/yogur) preferentemente bajos en grasa.

Se recomienda el consumo de lácteos como fuente de calcio. Cuando se habla de la recomendación del consumo de leches fermentadas, como el yogur, kefir, etc., se hace referencia sólo al tipo natural, no el resto de las variedades saborizadas, aromatizadas, con frutas, etc., pues contienen una cantidad importante de azúcar añadido.

Quinta Recomendación.  Consumo moderado de otros alimentos de origen animal dentro de las recomendaciones saludables.

El consumo de carnes (3-4 veces a la semana, pero máximo 1 vez a la semana carne roja – ternera, cordero o cerdo), pescados (2-3 veces a la semana), huevos (3-4 veces a la semana), y quesos debe realizarse en el marco de una alimentación saludable, eligiendo de forma preferente carnes de aves (pollo, pavo, etc), conejo y las magras de otros animales, evitando el consumo de embutidos.

En carnes y pescados se recomienda utilizar técnicas culinarias bajas en grasa como son la plancha, salteado, asado o guisado con muy poca grasa.

Sexta Recomendación.  Elegir el consumo de frutos secos, semillas y aceite de oliva.

El aceite de oliva es la grasa de aderezo y cocinado por excelencia en la dieta mediterránea. Los frutos secos (almendras, nueces, etc.) y semillas (girasol, calabaza, etc,) también son una excelente opción siempre que sea naturales o tostados evitando los frutos secos fritos, endulzados y salados.

Séptima Recomendación. Evitar los alimentos precocinados y la comida rápida.

El consumo de alimentos precocinados (croquetas, pizzas, lasañas, canelones, etc.) y la comida rápida (pizzas, hamburguesas, etc.) no están recomendados en general en una alimentación saludable, y en particular para los más pequeños de casa.

Disney sin gluten

He viajado a Disney en años anteriores, siempre para acompañar a mis hijos, y la comida nunca había sido un problema porque en general comemos de todo.  Sin embargo, como ya todos conocen de mi reciente diagnóstico de enfermedad celiaca, una de las cosas que más me preocupaba era qué iba a comer en estos largos paseos a los parques de Disney.

Les cuento mi experiencia en este paseo familiar en donde éramos 12, cada uno con sus gustos, pero ninguno con alguna restricción alimentaria.  

Definitivamente, el viaje empieza preparando la maleta y estuve durante las últimas semanas recolectando algunos snacks sin gluten del supermercado que fueran practicos para llevar en la mochila: llevé unos rice cakes, galletas sorbeto, palitoques y galletas María.

Nuestro vuelo era en la noche, y generalmente cuando llego al aeropuerto compro algún snack sin gluten tipo papas o plátanos, para comer en el avión si me da hambre y no hay alguna opción durante el vuelo que pueda comer. Sin embargo, en esta ocasión me enteré que ya Copa Airlines tenía opción gluten free, solamente que hay que notificarla cuando haces la reserva o comunicarse al centro de reservas al menos 24 horas antes.  

El primer día en el hotel de Disney (Pop Century Resort), nos dirigimos a desayunar y en los menús publicados en el Food Court no veía ninguna opción que mencionara que fuera gluten free, así que asumí que no había opciones y pedí solamente mi omelette con fruta para prepararme para el parque.  Nuestro primer parque fue Animal Kingdom, ese día me sucedió lo mismo del hotel, observaba los menús y no veía opciones, así que como había llevado mis snacks decidí comérmelos y esperar a encontrar un lugar adecuado para comer. Ese día en el Restaurantosaurus de Dinoland, pedí una ensalada con un pollo al grill, tratando de buscar ingredientes que por su naturaleza no tuvieran gluten.

Disney Hollywood Studios era nuestro segundo parque y es aquí donde se me ocurrió preguntar en el Restaurante de Toy Story Land si tenían alguna opción gluten free, ya que todo lo que vendían eran emparedados y nachos.  Para mi sorpresa, en el momento en que pregunte en caja, inmediatamente llaman al chef de cocina y realiza la orden de comida con la restricción del número de alergias que tengas y te dicen las opciones que tienen. En este parque tenían para ofrecerme todas las opciones del menú de emparedados y que fuera gluten free hasta con unas papas especiales.  


De aquí en adelante, la historia cambió y mucho.  Al día siguiente decidí preguntar en el food court del hotel y de la misma forma salió el chef de cocina a decirme las opciones de comida que tenía… y como estaba en Disney no me podía ir de ahí sin comer los waffles de Mickey gluten free y me los preparaban. Toda la comida que yo solicitaba la preparaba el chef en cocina en un área especial, nunca en el área donde preparaban la del resto de las personas, por lo tanto estaban conscientes de la contaminación cruzada que puede ocurrir.

Visité varios parques junto a mi familia: Universal Studios, Island of Adventures y Magic Kingdom, y en todos el protocolo era el mismo para las personas con alguna restricción.  

Por lo que finalmente pude disfrutar del paseo sin preocuparme y considerar a Disney como un destino Gluten Free. Les comparto algunos tips para su viaje gluten free a este mágico destino:

  • Recuerden preguntarle al cajero en los restaurantes de comida rápida las opciones gluten free para que puedan comunicarle al jefe de cocina.
  • Si comen en algún restaurante con servicio a la mesa, cuando hagan la reserva deben anunciar que necesitan alguna comida especial para que ellos puedan estar preparados con las opciones para brindarle.
  • Les recomiendo busquen bien en las estanterías del hotel los snacks gluten free, yo encontré unas galletas de choco chips y unos brownies que me servían para llevar al parque.
  • La otra opción que muchas amigas me decían es que pueden ir a algún supermercado de Orlando y hacer su super y así poder garantizar los productos que llevan a un mejor precio.
  • Disney cuenta con el centro “Walt Disney World Resort Special Diets” al que pueden escribirle por email Special.Diets@DisneyWorld.com si tienen dudas o si quieren aclarar más información sobre sus reservas.

Feliz día sin TACC….nos vemos en el próximo destino…

Bocas sin gluten

Aprovechando el verano, en enero me fui un fin de semana a Bocas del Toro a conocerlo.  He escuchado bellezas de este paraíso tropical y tenía pendiente este paseo para conocer sus hermosas playas y por supuesto su comida, pero ahora tocaba conocer sus comidas Gluten free.  

Fui a Isla Colón directo, así que lo primero que hicimos al llegar el avión fue ir al supermercado a comprar algunas cosas necesarias, y dentro de esos productos o snacks gluten free, como está uno en su país, es fácil agarrar de snacks frutas frescas y meterlas en la mochila.

Ese primer día me tocaba un tour corto (que para los que nos mareamos en el mar fue más que largo), fuimos directo a isla Estrella y ahí estuvimos para ordenar nuestro almuerzo.  No hay menús gluten free, pero toca entonces estar claro de cuáles son los productos naturales que no tienen gluten free para poder consumirlos, por ejemplo, ese día mi almuerzo fue arroz (que es un cereal que no contiene genéticamente gluten) y langosta, que la acababan de sacar del mar, con ajo. Esa noche cenamos en el Restaurante El Pirata, el menú es súper variado pero no tiene identificado ningún tipo de símbolo para comidas especiales, así que toca preguntar algunos detalles de la comida y tratar de disminuir lo más posible el riesgo de la contaminación cruzada que es casi imposible.

La Buguita Ocean Lounge me pareció un lugar divino, la comida es muy casera y natural.  Me ofrecieron de desayuno, unas frutas y un yogur natural con granola, que estaba delicioso.  Este Segundo día de tour, la rutina es la misma, te llevan a una isla a pedir el almuerzo y luego te pasean por varias islas en la lancha.  Me tocó pedir el mismo menú del día anterior, porque las otras cosas estaban apanadas. 

En general, no fue tan fácil porque no existen restaurantes ni los meseros sabían mucho de qué les estaba hablando en cuanto a que la comida estuviera libre de gluten.  Hay que ir con su maleta bien armada y evaluar en el menú que te ofrecen cosas que podrían no estar contaminadas o que por naturaleza no tienen gluten. Por lo demás, amé Bocas….

Feliz día sin TACC…

¿Porqué mi hijo muerde todo?

Hay niños que tienden a llevarse todo a la boca, muerden los borradores de los lápices, muerden los juguetes, el borde de las camisetas y muchos otros objetos .  Los lactantes tienden a hacer estas cosas como parte del desarrollo normal durante el periodo de dentición.  Sin embargo, en algunos niños la necesidad de morder objetos perdura hasta la vida adulta. 

Existen distintas causas, dentro de las cuales están las siguientes:

ESTRÉS/ANSIEDAD

La causa más común por la cuál los niños muerden objetos es el estrés ó ansiedad. El morder genera información propioceptiva a la mandíbula que da sensación de calma y organización.  Es un mecanismo para enfrentar el estrés al cuál los niños se presentan en el día a día como: el inicio de clases, acudir a un lugar nuevo, cuando están cansados, frustrados o enojados. 

Por lo tanto morder, es una forma que encuentran los niños para calmarse porque siempre hay algún objeto cerca el cual pueden  morder como la camiseta, un lápiz, un juguete y también es algo que pueden controlar o elegir exactamente que se llevan a la boca.

TRASTORNO SENSORIAL/AUTOESTÍMULO (STIMMING)

El morder es un mecanismo que le produce calma a los niños con dificultades de procesamiento sensorial, trastornos del espectro autista , que les permite organizarse y manejar toda la información sensorial a la cuál se ven expuestos.

HIPOSENSIBILIDAD ORAL

Algunos niños tienen una condición llamada “hiposensibilidad oral”, que les impide distinguir diferentes estímulos que se le introducen en su boca., por ejemplo, no distinguen cuán caliente puede estar una comida ó no distinguen una comida en mal estado.

Esta condición los obliga a hacer actividades que le ayuden a aumentar la sensibilidad en su boca, así como comer consistencias crujientes ó crunchies, llenarse la boca con comida, rechinar los dientes y morder objetos.

CONCENTRACIÓN

Morder el borrador del lápiz ó la tapa de la pluma durante un examen, puede ser una conducta que muchos niños hacen de forma efectiva para aumentar la concentración y el foco en alguna actividad y así bloquear las distracciones.  Al mismo tiempo el morder objetos activa los músculos de la mandíbula.

PICA

Los niños con esta condición no sólo muerden los objetos sino que también se los comen, es importante hacer la diferencia y sospechar de esta condición.

DENTICIÓN

Los niños pequeños y aproximadamente a los 6 años durante los periodos de dentición tienden a morder objetos, sin embargo lo hacen de forma transitoria.

HÁBITOS

Todos tenemos hábitos y algunos niños cuando están aburridos, pueden tomar cualquier objeto cercano y morderlo.

QUÉ PODEMOS HACER?

Recuerden – No es que el niño QUIERA morder, sino que tiene la NECESIDAD de morder.  Los expertos opinan que más que tratarse de un problema conductual, está mas relacionado con la esfera sensorial, por lo tanto, se recomienda utilizar herramientas seguras y adecuadas para morder para suministrarle calma, auto-regulación y concentración.  

En nuestra clínica encontrarás diversos productos certificados para ayudar a los niños que tienen la necesidad de morder, desde collares, pulseras y otros.

Para mayor información: doctoraho@hotmail.com

Mi Hijo está gordito…

Los malos hábitos alimentarios y la vida sedentaria son las principales causas de obesidad infantil. Combatirla es una responsabilidad urgente que grandes y pequeños deben asumir en conjunto.  Su origen tiene múltiples factores y es considerada hoy en día una enfermedad crónica.  Se caracteriza por un incremento anormal del peso debido a la acumulación excesiva de grasa corporal.

La obesidad en la infancia tiene graves consecuencias.  Los niños obesos sufren constante discriminación, la que se traduce en trastornos de conducta, angustia, depresión, tendencia a la baja autoestima, aislamiento e inseguridad.  Cada día se observan complicaciones médicas a edades más tempranas. Son niños con riesgo de presentar niveles más elevados de presión arterial, de colesterol y de insulina en la sangre, problemas respiratorios durante el sueño, anormalidades en el periodo menstrual en las niñas, problemas ortopédicos debido al exceso de peso en las articulaciones, comparados con niños de peso normal. 

Qué tenemos hacer?

La respuesta es Prevención.  Hoy en día sabemos que es la piedra angular para combatir la obesidad y que los cambios deben siempre involucrar a la familia.  Esto agrupa las conductas alimentarias saludables y el incentivo de la actividad física, en el colegio y en la comunidad.

Algunos Consejos prácticos:

Adoptar hábitos alimenticios saludables: una dieta balanceada es la base de una buena alimentación.

Realizar actividad física: la inactividad y la televisión favorecen el sobrepeso.  Se aconseja que los menores no permanezcan más de dos horas al día frente al televisor o el computador.

Todos juntos: es necesario que los papás establezcan hábitos saludables y que los transmitan a sus hijos.

Compartir la mesa: sirve para controlar lo que comen y para hacer de esta hora un momento agradable y relajado.

Loncheras saludables: Se recomiendan frutas picadas en distintas formas, verduras tipo brochetas, yogurt descremado, jugo y leche light, agua con sabor, frutos secos y cereales sin azúcar.

Para mayor información y un plan nutricional personalizado, visítanos en los Consultorios Médicos Royal Center, Teléfono: 340-9977.

La Alimentación como Terapia

Un problema que afecta el desarrollo del lenguaje de los niños es el poco conocimiento de las familias para realizar el proceso de alimentación y de ablactación de forma adecuada, los cuales juegan un papel importante.  Por lo que es la evaluación y tratamiento adecuado debe ser a tiempo. 

La terapia oromotora ó de alimentación se define como una serie de ejercicios para la estimulación sensorial de los labios, mandíbula, lengua y músculos respiratorios.

Los objetivos de la terapia, son aumentar la conciencia sobre el mecanismo oral y normalizar la sensibilidad táctil oral, mejorar la precisión de los movimientos voluntarios para la producción del habla, mejorar las habilidades de alimentación y el consumo nutricional.

La intervención temprana en la alimentación, para corregir la forma de sostener al bebe y el tipo de biberón a usar, pueden ser útiles para maximizar el potencial de las habilidades alimenticias del niño y una eventual claridad al hablar.

Use la siguiente lista para supervisar el desarrollo oral motor de su niño/a.

Antes del nacimiento, el bebé:

Comienza a desarrollar el mamar y el reflejo de succión alrededor de las 36 semanas.

Del nacimiento a los 3 meses, el bebé:

Demuestra muchos reflejos para proteger su vía respiratoria.

Responde a la estimulación dentro y alrededor de la boca.

Voltea su cabeza hacia el pezón cuando su cuidador acaricia sus cachetes. Esto señala que el bebé está listo para comer.

Consume la leche materna o la formula infantil usando un pezón.

Coordina su respiración con 2 o 3 mamadas de líquido antes de tragar y respirar.

De los 3 a los 6 meses, el bebé:

Trae ambas manos hacia arriba para agarrar la botella pero necesita asistencia sujetándola.

Consume cereal de arroz o puré de fruta y de vegetales.

Come con una pequeña cuchara infantil durante la alimentación.

De los 6 a los 9 meses, el bebé:

Sujeta la botella independientemente.

Limpia la cuchara con su labio superior.

Come puré de carne y una variedad de comidas para bebés en puré.

De los 9 a los 12 meses, el bebé:

  • Mantiene sus labios cerrados mientras traga líquidos y sólidos suaves.
  • Empieza a alimentarse por sí mismo usando sus dedos para agarrar alimentos pequeños. El bebé es posible de intentar a comer alimentos sólidos que son pequeños, suaves y solubles.
  • Empieza a experimentar bebiendo líquidos con un vaso infantil.
  • Empieza a consumir alimentos de la mesa que están hechos en puré.
  • Bebe de un vaso infantil e intenta sujetar el asa independientemente.
  • Empieza a beber usando un sorbeto/carrizo

De los 12 a los 18 meses, el infante:

  • Coordina los patrones de mamar, tragar, y de respirar en secuencias más largas.
  • Empieza a comer alimentos de la mesa que han sido picados finamente.
  • Muerde alimentos crujientes como las galletas dulces o saladas.
  • Mueve la comida dentro de su boca de un lado al otro al él/ella masticar.

De los 18 a los 24 meses, el infante:

  • Se alimenta por sí mismo usando una cuchara pero todavía necesita asistencia.

De los 24 a los 36 meses, el infante:

  • Consume una variedad de líquidos y sólidos usando vasos sin tapa y sorbetos/pitillos/ popotes.
  • Usa una cuchara para recoger los alimentos suaves mientras se alimenta por sí mismo.
  • Independientemente se mueve hacia afinar sus habilidades de alimentación.

De los 36 meses a los 5 años de edad, el niño/a:

  • Progresa hacia masticar y tragar texturas avanzadas (carnes, comidas fritas, frutas enteras, etcétera) con la supervisión cercana de su cuidador.
  • Empieza a usar un tenedor para apuñalar los alimentos (con supervisión cercana).
  • Bebe de un vaso sin asistencia.

Si usted siente que su niño/a no está satisfaciendo éstos hitos a un nivel de edad apropiado. Contáctenos, para que nuestra Fonoaudióloga lo evalúe y desarrolle un plan para fortalecer las habilidades oro-motoras de su niño/a.

Teléfonos: 340-9977. Consultorios Royal Center, Segundo Piso, Consultorio #202. Fonoaudióloga Lic. Roxaira Rivera.

Citas online

Solicitar citas

Citas presenciales

Citas online

Horarios de atención

Martes
6 am - 8 pm
Jueves
6 am - 8 pm

ID de la reunión: 825-199-1026

Enlace directo: